lunes, 31 de marzo de 2014

POEMAS DE HÉCTOR J. DÍAZ. (PARTE 3)

 




Contraste

Ella fue en mi existencia todo amor, todo anhelo
Al rosal de mi vida dio calor y ambrosía;
Mientras tuve sus ojos yo no quise ver cielo
Y lejos de su lado para mí nada había…
II
Fue motivo y principio de mi único desvelo
El porqué de mi vida sin sombras ni agonías.
Yo soñé con estrellas por adornar su pelo,
Y solo me hice bueno porque ella me quería.

III

Hoy cruzamos la vida por opuestos caminos
Yo triste y ella altiva, con arrestos felinos,
Que una estela de asombro no dejando al pasar.

IV

Con amor todos dicen… Es un ángel del cielo!
Y a mí que , voy muriendo, porque ella fue mi anhelo
Me dicen, sin embargo… Un despojo del mar.



Como la he visto

Así.. Como el descuido de las mozas del campo,
Jugueteando al desgaire su cabello de oro,
dando al aire su risa de pájaro sonoro,
la encontré esta mañana, del solo al primer lapso.

II
Vaporosa, fragante , tras la seda imprecisa
con que cubre las formas de su cuerpo de leda.
Ese cuerpo, cual una fusión de lirio y seda,
hacia grácil contraste con su verde camisa.

III
Así tan descuidada, pero llena de lumbre
y sin vanos afeites, como flor que en la cumbre
del rosal resplandece con su propio color,

IV

La he contemplado atento pero no sabe ella
que temo que el encanto de mirada tan bella
se deshaga al designio de su infiel tocador.


Corazón cobarde


Pobre infeliz, tu palpitar la nombra;
Ya no puede ser libre porque es tarde
Avecilla sin fuerza, león de alfombre;
Eso te has vuelto corazón cobarde,

II

Cóndor sin alas, tu importancia asombrosa,
En ti la llama del valor no arde,
pobre reptil que en su ruindad s escombra
eso te ha vuelto , corazón cobarde,

III

Siempre sufres por ella y no la odias
Yo reniego de ti porque te agobias
Mientras ella, de fuerzas hace alarde.

IV

Y quisiera arrancarte de mi pecho
Y arrojarte a los perros, ya deshecho

MERENGUE ESCRITO POR HÉCTOR J. DIAZ: "MAL PELAO"

EL NEGRITO DEL BATEY

CASANDRO FORTUNA LEE POEMA DE HECTOR J. DIAZ